prostitución rae prostitutas en chile

La importancia de marcar el vocabulario en un diccionario de lengua general es inmensa. Las marcas dan información de cómo usar las voces recogidas en él. Las enmiendas preparadas para la edición de del DRAE que han sido publicadas en la versión en línea no han continuado con la estela renovadora iniciada en la edición de , por incompleta que esta fuera.

Asimismo, debe ser consciente de que esta actuación perjudica el avance en la adecuada alusión a las mujeres en la lengua española. Alemany y Bolufer, J. Diccionario de la lengua española, Barcelona: Gaspar y Roig , Diccionario enciclopédico de la lengua española, Madrid: Imprenta y Librería de Gaspar y Roig Editores. Diccionario de uso del español actual, Madrid: Espasa Calpe, 22a ed.

Versión actualizada en marzo de Disponible en línea en www. Consultado el 28 de febrero de Instituto de Estudios Altoaragoneses, pp. La Germanía Introducción al léxico del marginalismo , Salamanca: Studies in honour of Ladislav Zgusta, Tübingen: Alvar Ezquerra, Lexicografía descriptiva, Barcelona: Asociación de Jóvenes Lingüistas, pp. Ein internationales Handbuch zur Lexicographie, vol. À propos des structures idéologiques du lexique: Presses Universitaires du Septentrion, pp. Jornadas de Filología, Barcelona: Dictionnaire, sémantique et culture, París: Forgas, De mujeres y diccionarios.

Vigara Tauste y R. Ediciones del Laberinto, pp. Universidad de Lleida, pp. De Andrés Castellanos, S. Esencia y vigencia de las academias de la lengua española, vol. II, Santa Cruz de Tenerife: Institución Fernando el Católico. Universidad Complutense de Madrid. Revista en línea disponible en https: Universitat de Barcelona, pp. Un diccionario que va a misa ", en Arquivos do Centro Cultural Português, vol. Fundaçao Calouste Gulbenkian, pp. Studies in honor of Ladislav Zagusta, Tübingen: Le corps sexué dans le Petit Larousse Illustré de à , París: Definiciones de hombre, varón y mujer ", en J.

Universidad de Granada, pp. Universidad de Jaén, pp. Su tratamiento en la lexicografía", en J. Estudios de lexicografía e ideología, Monza Italia: Publicado posteriormente en Estudios de lexicografía española, Madrid: Sobre la forma en que se produjo dicha introducción y sobre la asimetría de tratamiento entre los artículos coño y cojón y sus repercusiones ideológicas, véase Calero a.

Algo similar puede afirmarse del refranero español. La palabra "prostituta" también se usa en el seno de definiciones o aclaraciones, como en dormida, cuerero o caire. Actividad, comercio de las rameras , pero sería suficiente con mantenerla en la parte destinada a explicar el origen de la palabra, esto es, " De ramera ".

Al mismo tiempo, sería imprescindible actualizar la definición, puesto que "comercio" funciona como un eufemismo poco transparente. Si la sociedad fuera equitativa entre mujeres y varones, estos desequilibrios léxicos se hubieran superado ya.

Licencioso, entregado a los vicios. Véanse también rufianería, rufo 1 y ruido acepción 6. Dejarse dominar por la relación sexual mantenida con un determinado hombre. Dejarse dominar por la relación sexual mantenida con una determinada mujer. Estas intervenciones para mantener la simetría entre términos relacionados deberían alcanzar todo el lemario del DRAE.

Todavía en no parece que se aplique, por ejemplo, entre felación y cunnilingus. El resto de cambios relativos a la marca coloq. Sus investigaciones se dedican a la lexicografía, la etnolingüística, la sociolingüística y la fraseología.

Sin embargo, los ejemplos constituyen una indicación de cómo se debe usar las palabras, y como resultado de eso, la manera en que se considera una mujer con esas características. Portada Chile Chile Ver todos. Movimientos indígenas y campesinos del Ecuador celebran victoria del Presidente Maduro mayo 24, Consejo Campesino de La Escondida denuncia desalojo de sus tierras mayo 24, Importancia de los logros sociales alcanzados en Venezuela mayo 24, Vendetta contra el Presidente Correa: Gobierno dominicano inaugura Teleférico en Santo Domingo mayo 25, México crea a Hubbub: Detienen campaña de Morgan Freeman para el metro de Vancouver mayo 25, Descubren accidentalmente que nanopartículas del té pueden matar células cancerosas del pulmón mayo 25, Asesinada la quinta periodista en lo que va de año en México mayo 25, Los socialistas españoles presentaron una moción de censura contra Mariano Rajoy mayo 25,

prostitución rae prostitutas en chile

Spanish lexicography, dictionary and ideology, discourse analysis, Royal Spanish Academy, prostitution's lexicon. Uno de los aspectos que se ha estudiado recurrentemente en los diccionarios es la presencia de elementos subjetivos tanto en la macro-estructura como en la microestructura. Así, se han ido creando paulatinamente términos eufemísticos para aludir a la prostituta que han acabado convirtiéndose en palabras interdictas como sucedió con puta y que han exigido la aparición de un nuevo elemento léxico o el uso figurado de otro ya existente para nombrarla de manera socialmente aceptable.

En lo referente a la macroestructura, por el avance que se da de la edición de , sabemos que se ha propuesto la supresión de los artículos churriana, pajillera y prójima. Si atendemos a la microestructura del diccionario y nos detenemos en las definiciones, lo primero destacable es la ampliación del significado de algunos lemas, que han dejado de ser explicados como algo exclusivo de las prostitutas o de la prostitución. Sucede así con el nuevo lema pajillero, ra: Este tipo de generalizaciones se han ido dando paulatinamente en el DRAE.

Así, en lo nombrado se extiende a otras actividades no necesariamente ligadas a la prostitución hacer la calle [s. Estas nuevas definiciones van en consonancia con la visibilidad que ya tiene la prostitución masculina en nuestra sociedad.

Esa modernización no llegó, no obstante, a aquellas acepciones que no contenían una remisión ni a aquellas cuya remisión iba acompañada de otras explicaciones. Vamos a tropezar con esas designaciones anticuadas en definiciones tanto de lemas que nombran a las prostitutas como de aquellos que aluden a otros personajes o aspectos diversos relacionados con la prostitución.

Como observamos en las siguientes entradas, no se ha sustituido todavía la palabra "ramera" por "prostituta", 12 con las modificaciones estilísticas a que hubiera lugar, Dicho de una mujer: Dedicarse a la prostitución. Dicho de un hombre: Frecuentar el trato carnal con rameras. Mujer cuyo oficio es la relación carnal con hombres , nos encontraremos con una dificultad innecesaria en la definición provocada por la expresión eufemística "relación carnal", que podría subsanarse con la simple remisión a prostituta, como en otros casos se ha hecho.

El DRAE, en su edición de , va a seguir sirviéndose de este tipo de explicaciones indirectas que vemos en ramera, al referirse a las relaciones sexuales fuera del matrimonio, lo cual mantiene viva la moral y la legalidad cristianas en dichas definiciones.

Mujer con quien se tiene trato ilícito. Mujer que mantiene trato ilícito con alguno. Mujer de costumbres libres. Mujer de costumbres sexuales muy libres. Estas tres entradas y sus definiciones evidencian que el comportamiento sexual femenino, cuando no es recatado, se percibe como rayano en la prostitución. Similar valoración se mantiene en el uso de expresiones eufemísticas que siguen sin ser sustituidas por una remisión a prostituta.

Miremos las que se han construido sobre la imagen de un tipo de vida: Curiosa paradoja del lenguaje figurado: Se decía de la mujer de mala vida. Mujer de mala vida. Mujer perdida , de mala vida. Mujer de mal vivir. Hombre perdido y enviciado que trata con las gorronas y mujeres de mal vivir. Mujer de vida alegre. Es evidente que no es responsabilidad de los lexicógrafos la existencia de estas locuciones en la lengua española, pero sí lo es la decisión de utilizarlas en lugar de una definición aséptica o de una remisión también aséptica a una entrada en la que hay una explicación clara y adecuada del significado.

Al mismo tiempo, de mal vivir remitía a de mala vida, que se definía como "1. Dicho de una persona: De conducta relajada y viciosa". Mientras, de vida alegre no aparecía como locución definible bajo alegre y sólo podía encontrarse como ejemplo de la novena acepción de este lema 9. Algo libre o licencioso. Cuento alegre, mujer de vida alegre.

Nada de esto se ha enmendado para la edición de Encapricharse de un chulo y estar dominada por él. Lo asombroso del asunto es la asimetría que observamos en el seno del DRAE entre las diferentes acepciones de un mismo lema o en vocabulario muy similar y que debiera recibir el mismo tratamiento. Este uso arcaizante ni siquiera es justificable en las voces germanescas, puesto que una cosa es que un término proceda del lenguaje de los maleantes de los siglos XVI y XVII, y otra muy distinta que deba definirse como se hablaba en los siglos XVI y XVII.

El DRAE debiera, pues, actualizar los términos definitorios que utiliza en el léxico de la prostitución y el lenocinio. Y no solo eso. Sea o no sea infame aquello de lo que se habla, un diccionario no juzga; solo explica significados de palabras, da información relativa a su uso y a aspectos gramaticales. Ni tampoco debiera dejarse llevar por enfoques parciales: Porque pasa por todas las manos.

El varón se erige, así, en la medida de las cosas y la aclaración se convierte en androcéntrica. El lema guaricha entró en con la acepción "f. Manceba de un soldado que le sigue de guarnición en guarnición". Lo mismo sucede con pindonga.

Si dejamos las definiciones para pasar a otro aspecto de la microestructura, el DRAE no parece haberse aplicado a mejorar la presencia de marcas en el vocabulario de la prostitución y el lenocinio, si excluimos el bien señalizado lenguaje de germanía, muy presente en este léxico. No parece que se vayan a producir cambios en las marcas cronológicas, como sí hubo en la edición de , 22 aunque entendemos la prolija tarea que tal cosa implica, esto es, bucear en el banco de datos académico para encontrar documentación del uso de cada palabra.

La importancia de marcar el vocabulario en un diccionario de lengua general es inmensa. Las marcas dan información de cómo usar las voces recogidas en él. Las enmiendas preparadas para la edición de del DRAE que han sido publicadas en la versión en línea no han continuado con la estela renovadora iniciada en la edición de , por incompleta que esta fuera. Asimismo, debe ser consciente de que esta actuación perjudica el avance en la adecuada alusión a las mujeres en la lengua española.

Las prostitutas griegas pertenecían a distintas categorías, dependiendo de diversos factores relacionados con su trabajo: Las pórnai eran, normalmente, esclavas propiedad de un proxeneta. Este propietario podía ser un ciudadano también un o una meteco , para el que ese negocio constituía una fuente de ingresos como cualquier otra y por el que tenía que pagar un impuesto proporcional a los beneficios que le generaba.

Son frecuentadas por los marinos y los ciudadanos pobres. Las prostitutas independientes trabajaban directamente en la calle. Estas prostitutas son de orígenes diversos: En Atenas, debían estar registradas y pagar un impuesto.

A diferencia de las otras, no ofrecen sólo servicios sexuales y sus prestaciones no son puntuales. Comparables en cierta medida a las geishas japonesas , poseen una educación esmerada y son capaces de tomar parte en las conversaciones entre gentes cultivadas.

La ofrenda a las divinidades en forma de mujeres-prostitutas no alcanzó en Grecia una amplitud comparable a la que existió en el Próximo Oriente antiguo; no obstante, se conocen varios casos.

La prostitución en la antigua Roma era símbolo de vergüenza. Los fragmentos de fuentes legales sobre la prostitución son primariamente encontrados en el Cuerpo de Derecho Civil que fue compilado en los primeros años del siglo VI. La prostituta era un personaje sugestivo en la literatura de la antigua Roma. También se distinguían por usar una toga, que eran ropas usadas típicamente por hombres romanos. Por ende, se ha dicho que la prostituta no era ética para el hombre.

El proxenetismo era el acto de obtener ganancia por las acciones de la prostituta. Esto era mediante el manejo de las mismas, buscando clientes o siendo dueños de un burdel. Estos tipos de asociaciones con la prostitución eran mirados con desdén y estigmatizados por la sociedad romana. La prostitución podía estar confinada en determinados barrios y estar restringida en determinadas fechas, como la Semana Santa.

La erradicación de la prostitución no se concebía posible, dado lo inevitable del pecado, y su papel de mal menor que evitaba que el deseo irrefrenable de los varones fuera en contra del honor de las doncellas y las mujeres respetables y se consideraba que evitaba la homosexualidad.

Algunos burdeles eran regentados por los propios municipios, y desde mediados del siglo XIV, estos concejos o asambleas de vecinos regulaban la prostitución arrendando los establecimientos a los padres de la mancebía que controlaban rigurosamente a las prostitutas, que debían ser solteras, con buena salud y someterse regularmente a inspecciones sanitarias y de higiene corporal.

Entre los padres de la mancebía se encontraban caballeros de alto rango que participaban en un negocio muy lucrativo. Mientras tanto, en la América precolombina , las prostitutas del pueblo azteca se clasificaban entre aquellas que se prostituían como parte de un intercambio económico , y las que cumplían una función ritual como acompañantes de los guerreros, con quienes tenían la posibilidad de casarse.

Hacia finales del siglo XV se endureció la visión negativa de la prostitución. La situación era similar en el Imperio Ruso. También existía una red que prostituía a mujeres europeas en India, Sri Lanka , Singapur, China y Japón durante el mismo periodo. En esta convención, algunas naciones declararon reservas respecto a la prostitución. Los principales teóricos del comunismo se oponían a la prostitución.

El término " mujeres de consuelo " se convirtió en un eufemismo para entre A finales del siglo XX emergió el turismo sexual como un aspecto controvertido del turismo occidental y la globalización.

Una vez un cliente contacta, el sexo se da en el coche del cliente, en un lugar apartado en la calle o en una habitación alquilada. Los hoteles habituales alquilan habitaciones por horas. En Venezuela son conocidas con el nombre de caminadoras.

Los términos burdel , lupanar , prostíbulo y mancebía designan uno de los tipos de lugar en donde se practica la prostitución. En algunos casos en el establecimiento no hay ninguna relación formal entre la prostituta y el local. Por costumbre, los clientes van a sabiendas de la alta concentración de prostitutas, y viceversa. En otros casos, el local y la prostituta tienen una relación establecida entre ambos, a cambio de un salario mínimo o de una comisión en las bebidas que le invitan.

Ella debe cumplir con un mínimo de normas de la casa, como por ejemplo ir a "trabajar" un mínimo de días a la semana y cumplir con un horario mínimo. En ambos casos la prostituta termina su jornada en cuanto consigue un cliente dispuesto a contratar sus servicios. Las relaciones sexuales generalmente se realizan en los mismos apartados en los que se practican los masajes, aunque es posible efectuar tratos para llevar el servicio fuera del local. En estos casos, al igual que en los bares, el local recibe una compensación para que el masajista pueda retirarse o se considera como " comisión de servicio ", por los que el local establece una tarifa mayor.

En algunas grandes ciudades los burdeles se concentran en los llamados barrios rojos. Zonas establecidas donde se tolera la prostitución. En este caso, los servicios sexuales pueden darse en el domicilio del cliente o una habitación de hotel, o bien en el domicilio de la escort. Las escort pueden ser independientes o trabajar para una agencia. Los servicios se suelen publicitar en Internet, en publicaciones regionales o guías telefónicas.

El turismo sexual consiste en viajar con el fin de tener relaciones sexuales con prostitutas o participar en otras actividades sexuales. Entre las razones por las que se recurre al turismo sexual se cuentan: Frecuentemente se trata de un fenómeno relacionado con la inmigración ilegal donde las mafias operan para secuestrar y vender a estas personas a otros países para prostituirse.

Esta oficina define, en su generalidad, la trata de personas como la acción de captar, transportar, trasladar, acoger o recibir personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción , al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra con fines de explotación.

La llamada prostitución infantil consiste en la utilización de menores de edad con fines de prostitución. La mayoría de las prostitutas son víctimas de agresiones físicas o violaciones. Las diversas posiciones se agrupan en torno a tres grupos pincipales: El prohibicionismo consiste en perseguir la prostitución en todos sus aspectos.

Considera la prostitución como una actividad inmoral y tanto las prostitutas como los clientes son considerados como criminales. Las posiciones regulacionistas buscan regular la prostitución como una profesión legítima. La defensa del regulacionismo se da desde distintas corrientes de pensamiento liberales , progresistas y feministas. Desde un punto de vista liberal se puede considerar que prohibir la prostitución supone limitar la libertad individual de prostitutas, proxenetas y clientes.

Desde un punto de vista progresista se argumenta que, aunque la prostitución pueda no ser deseable, la prohibición no consigue que la prostitución desaparezca, sino que empuja a las prostitutas a una clandestinidad en la que sus condiciones de vida empeoran.

El abolicionismo considera la prostitución como una forma de violencia contra la mujer que debe ser abolida por completo. Por lo tanto, la prostituta no es vista como una criminal, sino como una víctima de explotación; mientras que los clientes y proxenetas son vistos como explotadores.

El modelo nórdico, vigente en Suecia , Noruega e Islandia , es el reference legal actual de esta posición, ya que ilegaliza comprar sexo, pero no venderlo. De forma que se persigue a los clientes para reducir la demanda y no a las prostitutas.

Por regla general, las religiones que rechazan el sexo sin intención reproductiva condenan abiertamente la prostitución, aunque su actitud hacia las prostitutas puede estar sujeta a cambios a lo largo de la historia.

La Iglesia católica , después de haber pasado por etapas de intransigencia total hacia las prostitutas, ahora incluso las considera sometidas a una forma de esclavitud de la que deben ser liberadas. El Papa, la iglesia y las señales del tiempo , el Papa Benedicto XVI admite el uso de preservativos en determinados usos como, por ejemplo, la prostitución.

Las posiciones y leyes sobre la prostitución varían ampliamente en diferentes países, reflejando distintas visiones de la victimización, explotación social , explotación laboral , desigualdad social , roles de género , igualdad de género , ética y moralidad , libertad de elección y normas sociales.

0 comments

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *