las prostitutas y el machismo prostitutas clientes

Hace un par de semanas, el colectivo Hetaira celebró una trepidante fiesta en Madrid para festejar sus 20 años de vida. Hetaira nació en de la mano de un grupo de mujeres feministas, algunas de ellas prostitutas, para defender los derechos de las trabajadoras sexuales.

Pocos grupos sociales sufren una discriminación tan absoluta como las prostitutas. De entrada, es un tema sobre el que todo el mundo se siente con derecho a opinar, pero no conceden ese mismo derecho a las propias trabajadoras sexuales. Nadie les pregunta lo que piensan, porque, con un puritanismo y una ignorancia feroces, la mayoría de los políticos y de los ciudadanos, tanto de derechas como de izquierdas, piensan que todas ellas son unas víctimas del proxenetismo a las que hay que rescatar de su triste sino, incluso en contra de su voluntad.

Eso, equiparar la prostitución a la trata, es la primera equivocación garrafal causada por los prejuicios. Un informe de la ONU de establece que en Europa sólo una de cada siete prostitutas es víctima de trata. Y aquí es cuando el puritanismo cacarea y añade: Como la mayoría de los trabajadores. La mayoría tiene empleos que no les gustan, muchos en jornadas abrumadoras, con un trato laboral humillante y por un sueldo de miseria.

Comprendo perfectamente que haya mujeres adultas que prefieran vender sexo que no su cuerpo: Hace dos años, la Audiencia Provincial de Madrid condenó a 10 años y 6 meses de prisión a un policía nacional que detuvo ilegalmente y violó a una prostituta. El canalla adujo en su defensa que había trabajado en el País Vasco en la lucha contra ETA así que era imposible que él, un defensor de los derechos de las personas, atacara a alguien.

Los jueces no le dieron crédito y desoyeron a la defensa que argumentó que la mujer era una ladrona y que no tenía signos de haber sido violada.

Peor suerte tuvo Rita Margarete, una mujer brasileña que acusó a un agente de la Policía Nacional de violación y a otros dos de complicidad, durante su detención en la comisaría de Indautxu, en Bilbao. Fue un caso que ocupó muchos titulares durante meses y meses.

Los agentes la acusaban de prostitución, ella siempre lo negó. Como si de haber sido cierto les eximiera del delito. Tras un largo calvario, el juicio se celebró en El Tribunal Supremo ratificó la sentencia. Rita Margarete, con la que hablé mucho y a quien entrevisté en varias ocasiones, no se recuperó nunca. Mujer, brasileña, prostituta para la policía….

Los equivocados son ellos. Aunque en Bilbao, envidiando a Macondo, llueve sin cesar, el invierno se empieza a retirar de puntillas y la vida se prepara para la primavera. Escribe tu comentario Debe ser inferior a caracteres.

Pocos grupos sociales sufren una discriminación tan absoluta como las prostitutas. De entrada, es un tema sobre el que todo el mundo se siente con derecho a opinar, pero no conceden ese mismo derecho a las propias trabajadoras sexuales.

Nadie les pregunta lo que piensan, porque, con un puritanismo y una ignorancia feroces, la mayoría de los políticos y de los ciudadanos, tanto de derechas como de izquierdas, piensan que todas ellas son unas víctimas del proxenetismo a las que hay que rescatar de su triste sino, incluso en contra de su voluntad. Eso, equiparar la prostitución a la trata, es la primera equivocación garrafal causada por los prejuicios.

Un informe de la ONU de establece que en Europa sólo una de cada siete prostitutas es víctima de trata. Y aquí es cuando el puritanismo cacarea y añade: Como la mayoría de los trabajadores. La mayoría tiene empleos que no les gustan, muchos en jornadas abrumadoras, con un trato laboral humillante y por un sueldo de miseria. Comprendo perfectamente que haya mujeres adultas que prefieran vender sexo que no su cuerpo: Y es la criminalización de la prostitución, como sucede con la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, lo que impide que las hetairas puedan ejercer su trabajo en condiciones óptimas, seguras y saludables.

La trata, claro, es un horror, y, como es natural, las prostitutas son las primeras interesadas en erradicarla. En el año , el Gobierno de Zapatero sacó adelante una ley de plazos en la que permitía la interrupción libre del embarazo durante las 14 primeras semanas de gestación.

El Gobierno de Mariano Rajoy impulsó en el una modificación de la ley para volver al sistema de supuestos. Es decir, el aborto estaría permitido en dos casos: Este proyecto finalmente fue retirado por falta de consenso, pero sí se reformó la ley para exigir el consentimiento de los tutores a las menores que quisieran interrumpir la gestación. El PSOE también quiere incorporar al pacto de Estado un marco legislativo que castigue el consumo de prostitución.

Por su parte, Compromís incluye en su voto particular propuestas relativas a la prostitución. Pide que se prohíban los anuncios de prostitución en los medios. En Unidos Podemos echan en falta que las propuestas previstas en el informe no vayan respaldadas por garantías económicas que aseguren su puesta en marcha dentro de unos plazos concretos. Consideran necesario generar un nuevo marco legislativo, superando la ley integral contra la violencia de género, que haga posible luchar contra todas las formas de violencia contra las mujeres.

Los socialistas buscan que se incluya la gestación subrogada dentro de las formas de violencia contra las mujeres.

Las prostitutas y el machismo prostitutas clientes -

Los socialistas demandan que se considere el impago de las pensiones alimenticias como un modo de violencia patrimonial o económica. Ana Pastor estalla por el ruido en el Pleno del Congreso: Y, la verdad, me estalla la indignación como si contuviera un Etna en mi interior. Hetaira nació en de la mano de un grupo de mujeres feministas, algunas de ellas prostitutas, para defender los derechos de las trabajadoras sexuales. Tan solo que nació en Rumanía, que vivía en un municipio cercano a Valls, que ejercía la prostitución y que tenía 47 años. Después de intentar hacer una barbacoa, proponen un botellón en la puerta de la nueva mansión de Iglesias y Montero Su caso, como el de otras prostitutas que han sido agredidas por hombres que buscaban sus servicios, no se ha contabilizado como un asesinato por violencia machista porque para el Gobierno no lo es. Seis jóvenes que okuparon una aldea de Guadalajara se enfrentan a 4 años de prisión por delitos ambientales. En Unidos Podemos echan en falta que las propuestas previstas en el informe no vayan respaldadas por garantías económicas que aseguren su puesta en marcha prostitutas gran via cuales son las mejores prostitutas de unos plazos concretos. Eso es lo que escuece tanto a Arcadi Espada, que lo que antes era un señor ahora es un putero. las prostitutas y el machismo prostitutas clientes

0 comments

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *